Existen decenas de proyectos Fintech nacionales e internacionales esperando la aprobación del Sandbox español

Existen decenas de proyectos Fintech nacionales e internacionales esperando la aprobación del Sandbox español

La Asociación Española de Fintech e Insurtech (AEFI) y el despacho Hogan Lovells reclaman la aprobación inmediata del Sandbox como elemento esencial para generar nuevas iniciativas que aceleren la transformación de la innovación financiera en España, animar una mayor competencia, que se reduzcan las barreras de acceso y que se agilicen los procesos en el…

4 de junio de 2020 by Comunicación AEFI

La Asociación Española de Fintech e Insurtech (AEFI) y el despacho Hogan Lovells reclaman la aprobación inmediata del Sandbox como elemento esencial para generar nuevas iniciativas que aceleren la transformación de la innovación financiera en España, animar una mayor competencia, que se reduzcan las barreras de acceso y que se agilicen los procesos en el sector Fintech, en un escenario tan delicado como el actual derivado de la crisis de la COVID-19.

En un encuentro telemático celebrado con periodistas, para analizar las últimas novedades sobre la normativa, AEFI y Hogan Lovells, que han participado de forma activa en todo el proceso como uno de los principales impulsores, han explicado que ya existen muchos proyectos nacionales e internacionales esperando la puesta en marcha para su participación en el Sandbox español, que actualmente se encuentra en tramitación parlamentaria, tras la aprobación en el Consejo de Ministros del pasado 25 de febrero, del anteproyecto de ley para la transformación digital del sector financiero, que incluye la creación del ‘sandbox’ regulatorio. Actualmente, la Comisión de Asuntos Económicos acaba de designar los diputados que formarán parte de la ponencia donde se debatirá el texto para la aprobación o rechazo de las enmiendas presentadas.

Además de una inmediata implantación que permita mantener la ventaja competitiva,  AEFI y Hogan Lovells piden la movilización de recursos necesarios para la puesta en marcha, por parte de instituciones públicas y el resto de actores implicados, sobre todo en lo referido al personal preparado y cualificado en los organismos competentes, una implantación ambiciosa que permita situar a España como uno de los países de referencia en el ámbito de la regulación Fintech, animando la atracción y mantenimiento del talento nacional e internacional, y la colaboración entre todos los players de la industria para facilitar la inversión en Fintech, ya que el proyecto dibuja que las entidades financieras y el capital riesgo puedan invertir en startups y colaborar con ellas. Cabe destacar que el Sandbox español permite la entrada de proyectos del ámbito de la Unión Europea, brindando la oportunidad de situar a nuestro país como uno de los países de referencia en el ámbito de la regulación Fintech.

Rodrigo García de la Cruz, presidente de AEFI (Asociación Española de Fintech e Insurtech) explica que “en el escenario actual surgido tras la pandemia de la COVID-19 se hace más necesario que nunca la aprobación inmediata del Sandbox para impulsar el ecosistema Fintech, cuyas entidades pueden convertirse en una parte fundamental de la solución a la crisis financiera derivada de la sanitaria, pero necesitan contar con elementos para lograr financiación y un entorno regulatorio óptimo”.

Sin tiempo que perder

En este sentido, AEFI alerta de que España no puede perder más tiempo, puesto que existen países que ya están actuando, como por ejemplo Brasil, que acaba de poner en marcha su Sandbox, Reino Unido, que ya ha lanzado una segunda ronda, adaptada al escenario COVID-19, o Italia, que está también avanzando en el proceso de aprobación de su Sandbox. Desde AEFI y Hogan Lovells calculan que una puesta en marcha inmediata del Sandbox regulatorio permitirá generar 5.000 empleos más en los próximos dos años y atraerá 1.000 millones adicionales de inversión y favorecerá la competitividad y el desarrollo tecnológico, aunque un retraso del proyecto podría hacer perder esa oportunidad a España.

Jaime Bofill, socio del despacho Hogan Lovells, explicó que “el Sandbox español es ambicioso y eficaz, porque ha recogido lo mejor de otros sandbox ya implantados con éxito, e innovador, porque supone una revolución en el sector financiero y va a permitir que proyectos de muy alto nivel que se habían aparcado por no encajar exactamente en la ley ahora podrán ver la luz, y además está diseñado para acoger proyectos financieros basados en la tecnología, que supongan una novedad y que pretendan el beneficio del mercado, de los consumidores o del sistema financiero en general”.

En el escenario actual de crisis financiera derivada de la COVID-19, el ecosistema Fintech está trabajando para tener un protagonismo primordial en la salida de la crisis, aunque existen algunas restricciones financieras impuestas para hacer frente a la pandemia del COVID-19,  por lo que desde AEFI reclaman algunas medidas relacionadas con cambios en la norma de los créditos ICO, para que estas empresas sean contempladas como PYMES españolas, creación de un fondo de coinversión público-privado para préstamos que se convertirán en capital si no se reembolsan, siguiendo como ejemplo el Reino Unido, Líneas de financiación específica de equity, activación de programas de incentivos para los inversores nacionales e internacionales, que complementa al desarrollo legislativo para avanzar en las reformas y proyectos de la economía española, como el propio Sandbox.

Deja un comentario