AEFI confía que el nuevo Reglamento europeo de Crowdfunding es una oportunidad para el sector en España

AEFI confía que el nuevo Reglamento europeo de Crowdfunding es una oportunidad para el sector en España

La asociación pide la reducción de la carga burocrática que rodea a la supervisión de los reguladores en lo relacionado con el periodo transitario y la derogación que afecta a la Ley 5/2015. La nueva normativa que entra en vigor establece una regulación única para el crowdfunding, permitiendo que todas las empresas operen bajo los mismos estándares y tengan las mismas oportunidades y facilidades para competir en mercados europeos.

15 de noviembre de 2021 by Comunicación AEFI

La Asociación Española de Fintech e Insurtech (AEFI) apoya la entrada en vigor y puesta en marcha del Reglamento 2020/1503 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 7 de octubre de 2020, relativo a los proveedores europeos de servicios de financiación participativa (crowdfunding en inglés) para empresas con la finalidad de unificar los requisitos y criterios de las plataformas y servicios de financiación participativa en toda la UE, y cree que será una oportunidad para impulsar el sector crowdfunding en nuestro país. Una homogenización de la normativa que llega tras la publicación en octubre de 2020 del Reglamento (UE) 2020/1503 sobre los proveedores europeos de servicios de financiación participativa, haciéndose efectiva su aplicación el día 10 de noviembre de 2021, tras la aprobación de los trámites administrativos correspondientes.

Desde la asociación valoran positivamente la aplicación del Reglamento en el ordenamiento jurídico español, así como las nuevas medidas previstas y la forma en que se prevé la adaptación de las Plataformas de Financiación Participativa (PFPs) convirtiéndose en una oportunidad para las compañías del sector en España, puesto que abrirá nuevos mercados para estas entidades, establecerá una serie de criterios para ofrecer el mejor servicio a todo tipo de inversores y eliminará las desventajas competitivas actuales que benefician a plataformas de otros países.

Además, la Asociación Española de Fintech e Insurtech pide que se rebaje la carga burocrática que rodea a la supervisión de los reguladores, así como lo relacionado con el periodo transitario y la derogación que afecta a la Ley 5/2015. 

Mismos estándares en todo el mercado europeo

La entrada en vigor del Reglamento Comunitario facilita la prestación de servicios por parte de las Plataformas de Financiación Participativa en todo el mercado interior de la UE, permitiendo así ampliar el acceso a la financiación para las empresas emergentes, las empresas innovadoras y las pymes de todos los países de la UE y mejorar la protección de los inversores. Entre las novedades que incluye la nueva normativa europea se establece la de proteger a los clientes de los riesgos operativos, para lo cual los proveedores de servicios de financiación participativa deben desarrollar planes de continuidad de las actividades para abordar los riesgos asociados a fallos del proveedor de servicios. La transparencia es otro de los factores en los que se sostiene la nueva regulación, obligando a la creación de un registro público actualizado de todos los proveedores autorizados de servicios de financiación participativa, que al estar localizado en la Autoridad Europea, incluirá por ello información de todas las plataformas de financiación participativa que operan en la Unión.

En este sentido, AEFI destaca que en España la CNMV fue una de las primeras instituciones europeas que trabajó, junto al Tesoro, en una regulación para las crowd españolas, aplicando garantías para que los proyectos de financiación participativa se seleccionen de forma profesional, imparcial y transparente y asegurando la máxima protección del cliente.

Ramón Saltor, vocal de la vertical de Crowdfunding/lending, explica que “la entrada en vigor de la nueva normativa repercutirá positivamente, tanto en las entidades como en los inversores particulares gracias a la homogeneización de la norma para la prestación transfonteriza de servicios de financiación participativa. Sin embargo, siguen existiendo algunas cuestiones mejorables que consideramos que pueden ser de mucha utilidad para escalar la actividad del sector”.